7mo Festival Mundial de Poesía

mayo 10, 2010

7mo Festival Mundial de Poesía “Fundada está mi casa”, frase de William Osuna que define el carácter histórico de esta edición, el Festival se celebrará en Caracas, y simultáneamente en todo el territorio nacional, del 23 al 29 de mayo. El Gobierno Bolivariano de Venezuela, a través del Ministerio del Poder Popular para la Cultura y La Casa Nacional de las Letras Andrés Bello, organiza el Festival Mundial de Poesía, evento internacional que representa la cultura venezolana en el mundo. Bajo el lema “Fundada está mi casa”, la séptima edición de este Festival rinde homenaje al poeta William Osuna, quien define con esta frase de su autoría el momento histórico, social y político que se celebra en el país, es por ello que el carácter especial para esta nueva convocatoria, en tributo a la palabra, está enmarcado en el Bicentenario de nuestra gesta emancipadora, exaltando así la participación de los países del Caribe. La celebración poética reunirá las voces más sublimes, que en esta oportunidad, estarán representadas por los poetas procedentes de los países que participaron en la lucha por el nuevo panorama emancipador de América. Del 23 al 29 de mayo de 2010 toda Venezuela recibirá a los poetas del mundo quienes visitarán los 24 estados del país. La lista de poetas que han confirmado su asistencia al 7mo Festival Mundial de Poesía 2010, está encabezada por: Lee el resto de esta entrada »


Lo real maravilloso (Alejo Carpentier)

mayo 5, 2010

A fines del año 1943 tuve la suerte de poder visitar el reino de Henrí Christophe —las ruinas, tan poéticas, de Sans-Souci; la mole, imponentemente intacta a pesar de rayos y terremotos, de la Ciudadela La Ferriére— y de conocer la todavía normanda Ciudad del Cabo —el Cap Françáis de la antigua colonia—, donde una calle de larguísimos balcones conduce al palacio de cantería habitado antaño por Paulina Bonaparte. Después de sentir el nada mentido sortilegio de las tierras de Haití, de haber hallado advertencias mágicas en los caminos rojos de la Meseta Central, de haber oído los tambores del Petro y del Rada, me vi llevado a acercar la maravillosa realidad vivida a la acotante pretensión de suscitar lo maravilloso que caracterizó ciertas literaturas europeas de estos últimos treinta años. Lo maravilloso, buscado a través de los viejos clisés de la selva de Brocelianda, de los caballeros de la Mesa Redonda, del encantador Merlín y del ciclo de Arturo. Lo maravilloso, pobremente sugerido por los oficios y deformidades de los personajes de feria — ¿no se cansarán los jóvenes poetas franceses de los fenómenos y payasos de la fête foraine, de los que ya Rimbaud se había despedido en su Alquimia del Verbo?—. Lo maravilloso, obtenido con trucos de prestidigitación, reuniéndose objetos que para riada suelen encontrarse: la vieja y embustera historia del encuentro fortuito del paraguas y de la máquina de coser sobre una mesa de disección, generador de las cucharas de armiño, los caracoles en el taxi pluvioso, la cabeza de león en la pelvis de una viuda, de las exposiciones surrealistas. O, todavía, lo maravilloso literario: el rey de la Julieta de Sade, el supermacho de Jarry, el monje de Lewis, la utilería escalofriante de la novela negra inglesa: fantasmas, sacerdotes emparedados, licantropías, manos clavadas sobre la puerta de un castillo. Lee el resto de esta entrada »


CLÁSICOS DE LA LITERATURA UNIVERSAL.

septiembre 29, 2009

clasicos literatura

Nace Fallece Nombre Completo Obra Escritor
-900 Homero Iliada Homero
-900 Homero Odisea Homero
-535 -456 Esquilo Tragedias Esquilo
-496 -406 Sófocles Tragedias Sofocles
-484 -425 Herodoto Los Nueve Libros de la Historia Herodoto
-484 -406 Eurípides Tragedias Euripides
-100 -44 Julio Cesar La Guerra de las Galias Julio Cesar
-70 -19 Virgilio Eneida Virgilio
20 66 Petronio Satiricón Petronio Lee el resto de esta entrada »

Asalto en la Noche. Mario Benedetti

septiembre 29, 2009

mario_benedettiDoña Valentina Palma de Abreu, 49 años, viuda desde sus 41, se despertó bruscamente a las 2 de a madrugada. Le pareció que el ruido venía del living. Sin encender la luz, y así como estaba, en camisón, dejó la cama y caminó con pasos afelpados hacia el ambiente mayor del confortable piso. Entonces sí encendió la luz. Tres metros más allá, de pie y con expresión de desconcierto, estaba un hombre joven, de vaqueros azules y gabardina desabrochada.
– Hola! -dijo ella. Debido tal vez a la brevedad del saludo, logró no tartamudear.
– Usted perdone -dijo el intruso- Me habían informado que usted estaba de viaje. Pensé que no había nadie. Lee el resto de esta entrada »


Las babas del diablo. Julio Cortázar

septiembre 29, 2009

julio-cortazar2Nunca se sabrá cómo hay que contar esto, si en primera persona o en segunda, usando la tercera del plural o inventando continuamente formas que no servirán de nada. Si se pudiera decir: yo vieron subir la luna, o: nos me duele el fondo de los ojos, y sobre todo así: tú la mujer rubia eran las nubes que siguen corriendo delante de mis tus sus nuestros vuestros sus rostros. Qué diablos.
Puestos a contar, si se pudiera ir a beber un bock por ahí y que la máquina siguiera sola (porque escribo a máquina), sería la perfección. Y no es un modo de decir. La perfección, sí, porque aquí el agujero que hay que contar es también una máquina (de otra especie, una Cóntax 1.1.2) y a lo mejor puede ser que una máquina sepa más de otra máquina que yo, tú, ella —la mujer rubia— y las nubes. Lee el resto de esta entrada »


Instrucciones para subir una escalera. Julio Cortázar

septiembre 29, 2009
Julio CortazarNadie habrá dejado de observar que con frecuencia el suelo se pliega de manera tal que una parte sube en ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, conducta que se repite en espiral o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables. Agachándose y poniendo la mano izquierda en una de las partes verticales, y la derecha en la horizontal correspondiente, se está en posesión momentánea de un peldaño o escalón. Cada uno de estos peldaños, formados como se ve por dos elementos, se sitúa un tanto más arriba y adelante que el anterior, principio que da sentido a la escalera, ya que cualquier otra combinación producirá formas quizá más bellas o pintorescas, pero incapaces de trasladar de una planta baja a un primer piso. Lee el resto de esta entrada »

EL SISTEMA DEL DOCTOR BREA Y EL PROFESOR PLUMA de: Edgar Allan Poe

septiembre 29, 2009

poe En el otoño de 18…, en el transcurso de una gira por las provincias del extremo sur de Francia, mi ruta me llevó hasta pocas millas de distancia de una cierta Maison de Santé, o manicomio privado, acerca del cual había oído hablar mucho en París a mis amigos médicos. Dado que nunca había visitado un lugar semejante, consideré que aquella oportunidad era demasiado preciosa como para dejarla escapar, y propuse, por lo tanto, a mi compañero de viaje (un caballero con el que había trabado amistad casualmente unos días antes) que nos desviáramos de nuestro camino, durante una hora o así, para echar un vistazo al establecimiento. El se opuso a esto, argumentando prisa, en primer lugar, y como segundo motivo, un horror muy normal a ver a un lunático. Me rogó, no obstante, que no dejara que la cortesía me impidiera satisfacer mi curiosidad, diciendo que él seguiría su camino tranquilamente para que yo pudiera alcanzarle aquel mismo día o, en el peor de los casos, el día siguiente. Mientras nos despedíamos se me ocurrió pensar que tal vez pudiera haber algunas dificultades para obtener acceso al lugar, y mencioné mi preocupación acerca de ello. Lee el resto de esta entrada »